Nuevas perspectivas en la aplicación de la psicología en las organizaciones: La salud mental en el trabajo.

La revista científica Journal of Applied Psychology, una de las más reconocidas en el ámbito de la psicología aplicada y el comportamiento organizacional, publica recientemente una revisión (Salas, Kozlowski, y Chen, 2017) titulada: Un siglo de progreso en la psicología de las organizaciones: Descubrimientos y perspectivas para el próximo siglo. El trabajo identifica la salud y el bienestar en las organizaciones como una de las funciones fundamentales de la psicología en este ámbito en el contexto actual y en el futuro próximo: “la importancia de un lugar de trabajo saludable, seguro e inclusivo y del bienestar de las personas empleadas es un movimiento que nos acompañará durante las próximas décadas” (Salas et al. 2017, p. 595). Del mismo modo, la importancia que la salud mental en el trabajo ha adquirido para la sociedad y para las propias organizaciones, queda también reflejado en diferentes publicaciones representativas en el ámbito de la prensa generalista (p.ej. Forbes, 2019; CNN, 2019; CNBC, 2019; La Vanguardia, 2019) o en los informes de instituciones intergubernamentales como la Organización Mundial de la Salud (2019) o la Unión Europea (Comisión Europea, 2017).

Desde las primeras aplicaciones de la psicología en las organizaciones en contextos laborales y militares estas han reconocido su valor en relación a una creciente diversidad de objetivos de los denominados procesos de gestión de personas o recursos humanos (p. ej. reclutamiento y selección de personas, formación y desarrollo de carrera, evaluación del desempeño; ver Alcover, Moriano, Osca, y Topa, 2012 para una revisión; ver también Cooper y Rothmann, 2015). En 1990, la prestigiosa revista de la Asociación Americana de Psicología (APA) American Psychologist, publicaba una revisión titulada Cuestiones de salud en el trabajo; Oportunidades para la psicología de las organizaciones realizada por Daniel R. Ilgen. Se identificaban así una serie de funciones y de recursos para promover y proteger la salud de las personas trabajadoras a partir de la aplicación de la psicología en el contexto de las organizaciones. Estos recursos estaban asociados al desarrollo y evaluación de programas en diferentes procesos como los de diseño de puestos saludables o la gestión de la motivación y de otros factores individuales y sociales de las personas empleadas (Ilgen, 1990). Sin embargo, el desarrollo transversal de estrategias avanzadas para cuidar el bienestar de las personas o desarrollar organizaciones saludables, incluso la mera evaluación y prevención de los riesgos psicosociales, se encuentran actualmente en una fase de desarrollo temprana, especialmente en cuanto a su integración en el funcionamiento organizacional, todavía lejos de ser una decisión generalizada (Salanova, Llorens, y Martínez, 2019).

El ejercicio de la Psicología se ordena a una finalidad humana y social, que puede expresarse en objetivos tales como: el bienestar, la salud, la calidad de vida, la plenitud del desarrollo de las personas y de los grupos, en los distintos ámbitos de la vida individual y social.”

Código deontológico de la profesión de Psicólogo/a (C.O.P. España), Principios Generales, Artículo 5º.

En el contexto actual, hay nuevos manuales de psicología de las organizaciones que apuntan hacia un futuro próximo en el que la dedicación de los psicólogos y las psicólogas en las organizaciones se orientará en gran medida al bienestar y la salud mental de las personas trabajadoras, ampliando para ello la variedad de recursos específicos para una aplicación sistematizada de la psicología en este contexto (ver p.ej. Cooper, 2018; ver también The British Psychological Society, 2017). Asímismo, el trabajo con el propósito mencionado implica integrar un enfoque positivo que considera las posibilidades del puesto de trabajo como una fuente de bienestar y auto-realización para las personas trabajadoras (ver Salanova et al. 2019 para una revisión). Así, funciones como la de atender al significado del trabajo (ver Steger, 2016) y al desarrollo de las fortalezas personales (Luthans y Youssef-Morgan, 2017) a través de una forma de liderar hacia el bien común al servicio a las necesidades de los demás (ver Eva et al. 2018 para una revisión), complementan la tradicional estrategia de evaluación y prevención de riesgos psicosociales en el trabajo (ver Salanova, Martínez, y Llorens, 2005). En esta línea, la APA propone un modelo para desarrollar un lugar de trabajo psicológicamente saludable (Grawitch y Ballard, 2016; ver Figura 1) identificando seis dimensiones específicas que pueden guiar el trabajo de quienes se propongan responder a este propósito fundamental para la psicología de las organizaciones en las próximas décadas: Conciliación entre las necesidades de la organización y las necesidades personales o familiares, salud y seguridad en el puesto de trabajo, crecimiento y desarrollo personal, reconocimiento, participación y comunicación.

Figura 1: El lugar de trabajo psicológicamente saludable [The Psychologically Healthy Workplace]

Fuente: Adaptado de Grawitch y Ballard, 2016

Por otro lado, el marco de políticas de salud mental y trabajo definido por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE, 2015), los casos de éxito de algunas organizaciones saludables (García-González y Soler-Pagán, 2017) o la aceptación creciente de los denominados programas de entrenamiento en primeros auxilios para la salud mental en las organizaciones (ver Morgan, Ross, Reavley, 2018), son algunos de los signos de la evolución de la aplicación de la psicología en las organizaciones y su orientación hacia la promoción de la salud mental y el bienestar psicológico de las personas trabajadoras.

En conclusión, el reconocimiento de la importancia de evaluar, proteger y promover la salud mental en el trabajo supone un nuevo impulso para el desarrollo de la psicología de las organizaciones. Esta evolución revaloriza el propósito fundamental de la aplicación de la psicología en las organizaciones (promover la salud y el bienestar de las personas) sobre los complementarios objetivos de negocio, mientras dota a la misma de un mayor alcance y valor diferencial frente a otras disciplinas y profesionales que trabajan en los mismos procesos de gestión de personas y recursos humanos.

Referencias bibliográficas:

  1. Alcover, C. M.; Moriano, J. A.; Osca, A.; Topa, G. (2012). Psicología del Trabajo. Madrid: UNED.
  2. Cooper, L. C. (2018). Current Issues in Work and Organizational Psychology. Routledge, Taylor & Francis Ltd.
  3. García-González, G. y Soler-Pagán, C. (2017) Organizaciones saludables: Diez casos de éxito. Aranzadi.
  4. Grawitch, M. J., y Ballard, D. W. (Eds.). (2016). The psychologically healthy workplace: Building a win-win environment for organizations and employees. Washington, DC, US: American Psychological Association. http://dx.doi.org/10.1037/14731-001
  5. CNBC (Octubre, 2019) Half of millennials and 75% of Gen Zers have left their job for mental health reasons. Recuperado de: https://www.cnbc.com/2019/10/11/mental-health-issues-cause-record-numbers-of-gen-x-z-to-leave-jobs.html
  6. CNN (Octubre, 2019) Third of Japanese women with mental health issues blame workplace harassment: report. Recuperado de: https://edition.cnn.com/2019/10/04/health/japan-overwork-survey-intl-hnk/index.html
  7. Comisión Europea (2017) Promover la salud mental en el puesto de trabajo; Guía para la aplicación de un enfoque integral. Luxemburgo: Oficina de Publicaciones de la Unión Europea.
  8. Eva, N., Robin, M., Sendjaya, S., Van Dierendonck, D., y Liden, R. C. (2018). Servant leadership: A systematic review and call for future research. The leadership quarterly, 30(1), 111-132. DOI:https://doi.org/10.1016/j.leaqua.2018.07.004
  9. Forbes (Octubre, 2019). Mental Health Problems Need To Be Destigmatized In The Workplace—Here’s How To Do It. Recuperado de: https://www.forbes.com/sites/samanthatodd/2019/10/10/mental-health-needs-to-be-destigmatized-in-the-workplaceheres-how-to-do-it/#210eaa8d1d4d
  10. Ilgen, D. R. (1990). Health Issues at Work; Opportunities for Industrial/Organizational Psychology. American Psychologist, 45(2), 273-283.
  11. La Vanguardia (Octubre, 2019). “Hay que romper barreras en las empresas para que contraten a más personas con problemas de salud mental”. Recuperado: https://www.lavanguardia.com/vida/20191010/47852123084/romper-barreras-empresas-salud-mental-incorpora-brl.html
  12. Luthans, F., y Youssef-Morgan, C. M. (2017). Psychological Capital: An Evidence-Based Positive Approach. Annual Review of Organizational Psychology and Organizational Behavior, 4(1), 339-366. doi 10.1146/annurev-orgpsych-032516-113324
  13. Morgan, A. J., Ross A., Reavley, N. J. (2018) Systematic review and meta-analysis of Mental Health First Aid training: Effects on knowledge, stigma, and helping behaviour. PLOS ONE 13(5): e0197102. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0197102
  14. OCDE (2015). The OECD Mental Health and work policy framework. OCDE. Recuperado de: https://www.oecd.org/mental-health-and-work-forum/documents/OECD-POLICY-FRAMEWORK.pdf
  15. Organización Mundial de la Salud (OMS; Noviembre, 2019). Mental health in the workplace. http://www.who.int. Recuperado de: https://www.who.int/mental_health/in_the_workplace/es/
  16. Rothmann, I. y Cooper, C.L. (2015). Work and Organizational Psychology. Routledge, Taylor & Francis Ltd.
  17. Salanova, M., Llorens, S., y M. Martínez, I. (2019). Organizaciones Saludables. Una mirada desde la psicología positiva (1st ed.). España: Aranzadi.
  18. Salanova, M., Martínez, I.M., y Llorens, S. (2005). Psicología Organizacional Positiva. En F. Palací (Coord.), Psicología de la Organización. Madrid: Pearson Prentice Hall, pp. 349-376.
  19. Steger, M. F. (2016). Creating meaning and purpose at work. In L. Oades, M. Steger, A. Delle Fave, & J. Passmore (Eds.), The Wiley Blackwell handbook of the psychology of positivity and strengths-based approaches at work (pp. 60-81). https://doi.org/10.1002/9781118977620.ch5